Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 38 - Primavera 2015
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Me quedé oscuro ayer (I) Emilio Antonio Pérez Mas


Me quedé oscuro ayer
Me quedé oscuro.
Después de verte,
me quedé oscuro.
Hoy no sé caminar.
Presiento que lo hago
por un sendero
que no adivino al final.
Además, estoy ciego.
Percibo que lo que me rodea está seco,
sin árboles,
sin flores,
sin agua, seco.
Me quedé oscuro ayer
y hoy camino ciego.
Si no tengo tu amor,
¿para qué quiero vivir?...
Si tú tienes mi corazón,
¿por qué me tratas así?
¿Qué culpa tengo yo?
¿Qué me puedes tú pedir,
que yo sin temor
no te dé hasta el fin?
Vivo con pasión
y sueño sin dormir…
Mi llanto no es de dolor,
mi llanto es por ti.
Mi vida, mi corazón,
no te desprendas de mí,
que yo sin tu amor,
sin tu amor, no puedo,
no puedo vivir.
Cuando te encuentres triste
y del mundo te alejes un instante,
eleva tus ojos al cielo
y recuerda
que en la tierra tienes un amante.
Que prendado de tus ojos bellos
y de tu silueta indomable,
silencioso reza al cielo
para que tú,
tú también le ames.
Llegó el final de la noche
y mi cama seguía desierta.
Me levanté a oscuras,
abrí el ventano
y un rayo de luz asomaba,
asomaba allá en el horizonte…
Era la Aurora, que llamaba
a la puerta.
Eso me conformó.
Recordé que tras la noche
llega la madrugada,
el día, el sol, la luz,
la esperanza...
Dejaré que llegue de nuevo
la noche
para ver si alguien,
acompaña mi cama.

(Continuará)