Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 55 - Verano 2019
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
El umbral en que la verdad se augura Fernando Ugeda Calabuig

Primer Premio XXII Certamen de Poesía “Milagros Cacho Párraga”


   
  Un halo plateado de su espíritu indeleble
quedó adherido a la pluma del poeta
cuando la péndola detuvo su vaivén
colmando de silencio la escribanía
sobre la que dormita el cálamo lloroso,
crisol de sutiles y certeras trovas
manuscritas en plúmbeos días de lluvia,
o en radiantes jornadas de amores,
viajes al umbral en que la verdad se augura.
Cuán fríos quedan los rescoldos de una vida de afanes y ajetreos,
de verbo comprometido, espinoso y osado,
de manos cumplidoras, palomas vivaces pródigas en arrumacos
en un tiempo ya vencido en el que prevalecía
el deleite de labios encajados en el litúrgico gozo de amar.
Una morosa bandada de estorninos corona
de luto una morada de estancias vacías
que añoran risas de antaño, el frufrú de la seda,
el sonido amortiguado de pies descalzos en verano,
la fruición de dos cuerpos entrelazados
sobre el complacido lecho de níveos lienzos
que hoy testimonia su solitario y hondo pesar.
La biblioteca, refugio de libros que reposan
su cansancio en anaqueles empolvados,
pena la partida de su habitante allende el universo corpóreo.
Textos abarquillados, ahora que el poeta no está,
¿amarillearán vuestras páginas esta inmensurable soledad?
Armarios mohínos de bocas cerradas,
ropa en cuyas fibras persiste el aroma del ausente,
lentes desorientadas por el largo sosiego,
irritante mutismo donde antes siempre hubo sonido.
Solitario queda también el sendero,
huérfano de reflexiones y paseos,
libre del liviano peso del escritor
que solía encontrar en el paisaje
remedio e inspiración para sus males.
Afligida se muestra la tarde
bajo el gris amenazante de nubes plañideras
que en breve aplacarán la sed de la tierra reseca.
Gotas como aldabas repiquetearán en las ventanas,
doblarán las campanas y la hojarasca será barrida por la ventolera.
Muerto el poeta, suspendidos sus versos en el vacío,
doliente queda el alma inmortal de sus obras.
.............................