Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 67 - Verano 2022
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
┬┐Como se puede caer tan bajo? Tony Camacho Nieto
 

Aún recuerdo la primera vez que lo vi, fue en la nochevieja de 1983 ó 84, era demasiado pequeño para preocuparme aún por el año en que vivía, pero eso sí, era nochevieja, estábamos toda la familia reunida viendo el especial de Concha Velasco, cuando anunciaron la primicia del vídeo de Michael Jackson “Thriler”. El mundo cambió para mí. No sólo me aficioné a la música sino que también al cine. Hay que reconocer que esos 15 minutos del vídeo original sonde lo mejor que se ha hecho, y la música... la música era increíble, bailable, con ritmo y calidad, algo en que las producciones de música dance actuales suele brillar por su ausencia, salvo en honrosas ocasiones, pero no, esto era diferente. En mi opinión, aquel es uno de los mejores discos que se han editado. Michael, estaba en la cima de su carrera creativa, pero... era muy joven para asumirlo, así que sinceramente, se le fue la pelota.

Todo estoy viene a cuento de una noticia que leí recientemente en la página web de los cuarenta principales ( aunque negaré en público que yo haya abierto esa página en mi ordenador) en la que se comentaba, que tras pasar un tiempo en Barhein, Michael Jackson había decidido que el lugar donde iba a pasar el resto de sus días era aquel pequeño sultanato lleno de millonarios excéntricos como él. Por un lado comprensible, porque las tonterías que solía hacer cuando su economía era más boyante allí pasarían totalmente desapercibidas. Pero mi pregunta es ¿ queda algo del músico que una vez me fascinó?. Tengo que reconocerlo, yo, que fui muy fan de Michael Jackson, me niego a volver a pronunciar su nombre, año tras año esperaba que saliera su nuevo vídeo y que nos sorprendiera una vez más, hasta fui al cine a ver ese bodrio llamado Moonwalker y me gustó, sí, lo reconozco, era un iluso pero me gustó. Pero poco a poco, en lo musical fue empeorando, los vídeos cada vez eran mas pastelosos, y como todos sabéis, en su vida privada era mas infantil que nunca, lo que le llevó a un juicio donde sorprendentemente ganó. Y el dinero, estad seguros que no tuvo nada que ver. Que decir de su empeoramiento físico, pero de esto ya se ha hablado en demasiadas ocasiones. Por qué este señor no se dedicó a lo que realmente hacia bien, que era hacer música, y no a intentar ser una estrella, que claramente no le sale demasiado bien. Podría decirse que los medios han sido muy culpables de todo esto, aunque no quita que Jackson sea inocente de decrepitud. Simplemente puedo opinar que, aunque no soy psiquiatra ni nada parecido, se le ve que no estaba preparado para tener tanta popularidad, tanto dinero, ni tanto talento, y si a eso le sumamos, una legión de medios, los mismos que ahora le odian, que lo encumbraban como rey del pop con su solo segundo trabajo y que le ponían el listón tan alto para los demás que jamás pudo superarlo, pues nos queda un ser débil, enfermo tras numerosos experimentos estéticos dignos del doctor Menguele, solo y arruinado tras gastarse su fortuna en abogados y esperpénticos juguetes y casas. Donde mejor que en Barhein, un país de cuento con un príncipe con un Rolls Roice de oro para circular por la ciudad. Y no digo que no haya nada más bajo que Barhein, disculpen los Barhenianos o como narices se llamen, que puedan leer esto, simplemente pienso que por fin se ha ido a su mundo irreal, y posiblemente se convierta en el nuevo juguete del Sultán, es extraño como se cambian las posiciones en la vida. Pero, Michael Jackson, por favor, si te quedas allí, alejado del mundo, de la prensa, de los niños, de las excentricidades, por favor te lo pido, ponte a componer, haz otro gran disco, y vuelve ha realizar un vídeo que me ponga los pelos de punta.