Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 67 - Verano 2022
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
La primicia de tu cuerpo Modesto González Lucas

Del libro inédito Raíz del corazón

 

La primicia de tu cuerpo

El resplandor oscuro de la noche

en tus cabellos. Blanca palidez

en el volumen de tu desnudez

bañado por la luna. Aire. Derroche.

Desplegado candor anacarado.

En el campo, un arrullo de palomas

sobre el lomo ondulado de las lomas

mientras relumbra gris el descampado.

Tu vientre es el crisol de la dulzura

y el pubis, el jardín de las delicias,

donde el misterio del amor se esconde.

El ardor de tu piel, en su locura,

proclama sin pudor que las primicias

de tu cuerpo a mi alma corresponde.

 

Blanca como el marfil

Como un lirio bañado por la luz

que penetra a través de la ventana.

La dulce claridad de la mañana

dándose en manifiesta lasitud.

En los campos, sonora prontitud,

gozosa ensoñación de la desgana.

Blanca como el marfil, pura, lejana...

El aire es un rumor en la quietud.

El alba en el cristal de los espejos

con la alcoba en penumbra desvelada.

La pasión contenida en sus reflejos.

Claros albores de la madrugada

que presiente arboledas a lo lejos

en la ventana apenas entornada.

 

Enredado en tus cabellos

Me despierto enredado en tus cabellos

sobre la blanca sábana del alba.

En la ventana, el resplandor del malva,

desvelándose el día en sus destellos.

La claridad en los espejos. Luz.

Instante. Soledad. Eternidad.

Oculto manantial de intimidad

alcanzada la plena plenitud.

La lluvia rumorea luminosa

en la dulce quietud de la alborada.

Mis manos, con las palmas encendidas,

acarician la curva de la rosa

de tu cadera. La pasión colmada

en estas madrugadas bendecidas.

 

Locura del instante

Transparente el aliento de tu boca

en el cristal velado de la tarde.

La caricia del aire en tu rostro. Arde

la lava del volcán contra la roca.

Caballo trotador que se desboca

a través de tu piel, en un alarde

de exaltada fusión frente al cobarde

impulso de la sangre que me aboca

a salvar la locura del instante.

Exacta conjunción sin las distancias

concretas de los cuerpos y las almas.

Pasión ardiente. Corazón gigante.

Oloroso fulgor de las fragancias

vertidas en los vientos y en las calmas.