Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 63 - Verano 2021
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
IV Jornadas sobre las Lagunas (y II) Antonio Sala Buades

 

IV Jornadas (2021) Lagunas de Torrevieja y La Mata: paisaje cultural, historia y patrimonio

Federico Kenzelmann y la «pasión flamenca»

Como cierre de las IV Jornadas sobre las Lagunas de Torrevieja y La Mata, organizadas por Ars Creatio, tuvo lugar la conferencia de Federico Kenzelmann Area sobre la nidificación de flamencos (1.400 parejas de las que nacieron 1.237 pollos) en las salinas de Torrevieja, ilustrada con abundantes y significativas imágenes, producto de sus conocimientos, su esfuerzo y su paciencia. Al igual que dos semanas antes, el escenario fue Palacio de la Música, el viernes 21 de mayo, a las 20.00 horas. Asistieron los concejales Andrés Antón y Rodolfo Carmona.

Federico Kenzelmann Area, trabajador salinero encargado desde hace dieciséis años de las cintas transportadoras, es aficionado a cuanto tenga que ver con la naturaleza, en especial a los flamencos, el paisaje y la fauna salvaje, destacando en su faceta de fotógrafo. Ha conseguido, como indicó Ana Meléndez en su presentación, acercarse a los protagonistas de la sesión como nadie lo ha hecho, ni siquiera prestigiosas productoras de documentales.

Según explicó el ponente, en su labor respeta la vida salvaje sin alterar la conducta de los animales. Para conseguirlo se vale de un particular camuflaje, de origen escocés (simula un gran matojo, cubierto por vegetación típica del lugar, en el que se abre un agujero para el objetivo), con el que se cubre completamente para que los flamencos no distingan su figura humana. Descubrió hasta qué punto podía acercarse a la colonia una noche en que se quedó dormido y al despertar, con la amanecida, observó a un ejemplar que fue el primer fotografiado por su cámara. Ha practicado dos maneras de acercarse: reptando por la mota o navegando en palés sobre corcho, habilitados para soportar todo el peso. Cabe subrayar el enorme esfuerzo de cargar, además de con el camuflaje, con el equipo necesario, en jornadas que pueden alcanzar las doce o las catorce horas. A lo cual se añade que, en días de viento, en la laguna se forma un oleaje que entorpece las maniobras.

Federico Kenzelmann argumentó que el histórico asentamiento de flamencos de la pasada primavera se debió a dos factores fundamentales. Por un lado, la propia mota de las salinas (construida hace treinta años), que resultó anegada tras el temporal de septiembre de 2019, quedando fuera de la superficie unos puntos a modo de islas. El aporte de agua dulce de los terrenos agrícolas del oeste de la laguna propició la abundancia de la Artemia salina, y en consecuencia de comida para los flamencos, que empezaron a establecerse en febrero de 2020. Por otro lado, como es conocido, el confinamiento decretado al mes siguiente facilitó las condiciones para la nidificación, al disponer las aves de tranquilidad en una zona, como la mota, alejada de las orillas de la laguna y de la actividad humana.

Al mostrar sus fotografías, Federico Kenzelmann ofrecía no sólo el producto de un meticuloso trabajo, sino también su implicación con la naturaleza, en concreto con esta nidificación, por todo lo que puede aportar a la biodiversidad de Torrevieja en caso de que se convierta en permanente cada año. A pesar de las muchas horas añadidas a su jornada laboral, se consideró un privilegiado por contemplar y conservar en su cámara unas imágenes que generaron murmullos de emoción y admiración entre el público. Dio detalles sobre la cópula, el nacimiento y las características de los flamencos en sus distintas edades, desde que rompen el huevo, cómo van creciendo y cambiando de color hasta que adquieren el rosa de nuestra laguna, y de cómo se preparan para abandonarla y volar hacia un nuevo destino.

Este año 2021 han vuelto a la mota unos 500 ejemplares. Varios de los asistentes al acto prolongaron la sesión por su interés en formular preguntas a Federico Kenzelmann, que expresó su deseo de que haya una colonia de flamencos permanente por lo mucho que supondría para las lagunas y para Torrevieja. Si históricamente la actividad salinera no sólo ha permitido sino que también ha favorecido el desarrollo de la vida en libertad, cabe esperar que en este caso se establezcan las directrices oportunas por la inmensa oportunidad que se nos abre. Al entregarle el logotipo de Ars Creatio en sal, la presidente, Josefina Nieto, destacó la veracidad y la sensibilidad de sus palabras y de sus fotografías. Un amor por la naturaleza y una llamada a su auspicio que Federico Kenzelmann supo transmitir como nadie: el ferviente deseo de reencuentro con nuestros nuevos amigos se hizo extensivo a todos los asistentes a la conferencia.

Fotografías: José Miguel Toro Carrasco