Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 61 - Invierno 2021
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
Canto de gratitud y esperanza TORCA

 

Despierto, nace un nuevo día,

los sentimientos me embargan,

los recuerdos me abruman,

¡veo una luz de esperanza!

 

El sol vuelve a lucir,

alumbra campos de luz

y mares de ilusión,

ilumina calles, parques y plazas,

mas... ¿dónde están los hombres,

las mujeres y los niños?

 

Todo es tristeza y soledad,

hay miedo en las gentes,

¿qué es lo que pasa?

 

Me dicen que el mundo llora,

que los niños ya no ríen,

que los pájaros ya no cantan,

que los hombres cabizbajos

se preguntan: ¿hasta cuándo?

Nadie habla.

 

Pero el sol ha encendido

corazones de buenas almas:

sanitarios y soldados,

bomberos y fuerzas de seguridad,

voluntarios y gentes anónimas

que trabajan y que luchan

sin un momento de calma.

 

Ellos han estado ahí, están

y van a seguir estando,

batallando en una lucha sin cuartel

porque su corazón se lo ordena,

que es quien de verdad les manda.

 

La sonrisa de un anciano,

la mirada agradecida

y el aplauso de las gentes

es el salario que cobran

en pago de sus desvelos,

y a veces... de sus desesperanzas.

 

No les abandonan las fuerzas,

no les deprimen las faltas,

lo suplen con bizarría,

pero en ocasiones...,

también se les derrama una lágrima.

 

Su vocación, irreprochable.

Su valor, demostrado.

Su responsabilidad, heroica.

Su generosidad, caballeresca.

 

Y ¿sabrá el sol lo que ilumina?

¿Sabrá que cada día que aparece

enciende una nueva ilusión?

¿Sabrá acaso que estos nuevos quijotes,

sin lanza en astillero ni galgo corredor,

persiguen, al igual que el ilustre manchego,

socorrer al desfavorecido, ayudar al necesitado

de manera humilde y callada

sintiendo la satisfacción

que atiza su orgullo y su honor?

 

Habéis logrado con vuestro esfuerzo

que los hombres, las mujeres y los niños

vuelvan a sentir el calor del sol,

vuelvan a sonreír y a soñar con un futuro.

 

Sólo queda el deseo de que pronto

podamos estrechar vuestras manos,

sentir el placer de un beso,

que podamos abrazaros

y que podamos agradeceros

lo mucho y bueno que habéis dado.

 

 

 

Torrevieja, 27 de diciembre de 2020