Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 52 - Otoño 2018
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
'Federico García Lorca, el músico', en la presentación del especial núm. 50 Antonio Sala Buades

 

 

En la noche del viernes, 20 de abril, un Palacio de la Música lleno de público, y con la presencia de la concejal Sandra Sánchez Andréu, fue el escenario en que la asociación cultural Ars Creatio presentó el número de su revista correspondiente a la primavera de 2018. Por tratarse del 50 (doce años y medio desde la aparición del número 0), se ha elaborado un especial con la incorporación de nuevos colaboradores. La portada, obra de Marina Tévar, sintetiza con maestría y elegancia los guarismos que ha alcanzado esta publicación.

 

 

El director, Antonio Sala, pidió disculpas por no pararse a comentar con detenimiento cada artículo, como suele, porque en esta ocasión el acto se habría prolongado en exceso, tal ha sido la respuesta a la llamada que en su día se hizo para celebrar este número. Se subraya de nuevo que el patrimonio de Ars Creatio, entidad sin ánimo de lucro, radica precisamente en la red de afectos que viene tejiendo desde su fundación, de la cual la revista es sólo un apartado más.

En esta quincuagésima edición nos han regalado asimismo su tiempo y su talento: Manuel Sánchez Angulo y Juan Antonio Pujol Fructuoso (ciencia); Marco Antonio Torres Mazón y Alejandro Alcocer Rodríguez (cine); María Sentandreu (comentarios); Fran Morales (cómic); Francisco Rebollo Ortega y Rafael Torres Montesinos (historia local); Modesto González Lucas, Jesucristo Riquelme y Desirée Palomares Ciscar (literatura, reseñas de libros); Ana Meléndez Zomeño (música); María Sastre Talamás (pintura); Modesto González Lucas, María Benavent Benavent, Rosalía Estela Salas, Noelia Illán Conesa, Juani Ibáñez Canales, Miguel Aráez Suárez, Juan Francisco Cosa Orenes y hasta un autor anónimo cuya identidad mantenemos respetuosamente en la reserva (poesía); y José Manuel Pedrero Cánovas, Manuel Pérez García, Conchita Moreno Alonso, Fernando Ugeda Calabuig, Miguel Sánchez Juaneda, Fuensanta Estremera, Celina Ranz Santana, Miguel Ramón Aráez Moreno y Lourdes Aso Torralba (relato). La variedad y la calidad no aburrirán a ningún lector: un equipo de lujo que para sí quisieran muchas publicaciones. Ellos, con su desinteresada dedicación, son los verdaderos artífices de Ars Creatio.

 

 

A continuación, Ana Meléndez Zomeño dirigió la conferencia-recital sobre una de las personalidades más universales de la cultura nacional. «Federico García Lorca, el músico» es el explícito título de este recorrido por la vida de un autor que pasó a la historia por su obra dramática escrita y también —aunque esto no se conozca tanto— por las adaptaciones musicales que realizó, fundamentales para conservar entrañables retazos de nuestro acervo. «Ante todo, soy músico», afirmaba el genio de Fuente Vaqueros. A su figura, con una selección de canciones populares españolas armonizadas para piano, nos acercaron Belén Puente (soprano), Selena Cancino (pianista) y las alumnas de la academia de danza María del Ángel.

 

 

Federico García Lorca era un estudiante «machacón» con el piano, practicaba una y otra vez. Componía poniendo música a versos de otros autores, y también la letra y la música a sus propias obras teatrales. La tradición musical de su familia se extendía a sus bisabuelos. Impartió conferencias sobre el cante jondo. Habló del «mapa sonoro» de España, según el cual se podía saber la zona de nuestro país en que se estaba por las canciones que se oían. Otro de sus temas preferidos eran las nanas («el pan melancólico»). Entre otras canciones, la conservación de La Tarara se debe a García Lorca. Tenía la costumbre de tomar nota, con Manuel de Falla, por los alrededores de Granada de las canciones que oían. Asimismo, recuperó los fines de fiesta tras las representaciones teatrales en las corralas.

Él mismo dejó escrito: «Nunca en el verso podré decir tanto como he dicho con la música».

 

 

Belén Puente, Selena Cancino y María del Ángel fueron obsequiadas con sendos recuerdos del acto. También la portadista, Marina Tévar, además por su labor como creativa de la asociación durante más de un decenio.

 

 

Al final, Manuel Tévar y Encarna Hernández (fundadores, como Marco Antonio Torres y Ana Maciá) recibieron (con ayuda de su nieto, Juan) el logotipo en sal de Ars Creatio, como reconocimiento a su labor en pro de la asociación, y por haber sido los auténticos inspiradores de este grupo humano.