Revista Cultural Digital
ISSN: 1885-4524
Número 50 - Primavera 2018
Asociación Cultural Ars Creatio - Torrevieja

 
El otoño español y Zorrilla Ars Creatio

 

En marzo de 1844 fue estrenada una obra dramática, refundición de otra anterior de Tirso de Molina, que significaría un punto de inflexión en la escena española. Don Juan Tenorio fue aceptada de tal manera por el público que, a los pocos años, cada primero de noviembre acudió fiel a su cita hasta convertirse en tradición.

Dicen los detractores que el propio autor, superado por su personaje, llegó a renegar de él como consecuencia de una falsa modestia. Quizá tengan algo de razón, como pueden tenerla quienes atribuyen este desencuentro a que no existía una ley de propiedad intelectual —ésta fue promulgada mucho después— que permitiera a José Zorrilla haber subsistido dignamente de unos ingresos que tanto necesitó en la última etapa de su vida, cuando se exhibía como juguete roto de un pasado que no volvería.

En cualquier caso, y al margen de las circunstancias, cabe atribuir al vallisoletano universal el indiscutible mérito de haber compuesto el texto más representado del teatro de nuestra nación. Sólo por eso ya merece un lugar destacado en la literatura hispana. Y aunque hoy las costumbres están cambiando, desde Ars Creatio queremos mantener el recuerdo de la figura del autor de Don Juan Tenorio, y de muchas otras obras y poemas, en el bicentenario de su nacimiento.

Prolífico versificador, Zorrilla relató la idealizada España de una época y se mantuvo fiel a un estilo que ya no demandaba el público. Además de su talento como escritor, resulta de un innegable interés su trayectoria vital, desde su firme vocación de poeta, pasando por las desavenencias familiares, su renuncia a privilegios políticos, su presencia en momentos cruciales de la Historia, hasta su emigración —o huida—  y posterior regreso, cantando durante todo el tiempo, con fe y sin miedo, su patria y su religión. Porque no sólo en la actualidad se necesitaba arrojo para emprender ese camino.

Reciba nuestro homenaje José Zorrilla Moral. Por enseñarnos el valor de unos principios, por aficionarnos al teatro y por hacernos los otoños más llevaderos y entrañables.