Ars Creatio pone en escena su segunda noche de humor

02-18-2017

  Compartir

 

 

Crónica de Francis Sánchez

En la noche de ayer, sábado 18 de febrero, el Casino de Torrevieja fue testigo de la segunda edición de la “Noche de Humor” por parte de Ars Creatio. Un nutrido público pudo disfrutar de El cine que nunca se rodó en Torrevieja, texto original de Francisco Manuel Sánchez Fernández.
Esta obra nació con la pretensión de rendir, siempre desde un punto de vista cómico, un doble “tributo”: por un lado, a las costumbres e idiosincrasia torrevejense; y por otro, al cine clásico de humor.
Para ello, un simpático y peculiar personaje llamado Anselmo hizo un recorrido (siguiendo un orden cronológico) por tres escenas de diferentes películas cómicas, y lo realizó además desde un singular punto de vista, como si en realidad se hubieran rodado en Torrevieja.
Dicho viaje comenzó por los años 40, a través de una película convertida ya en un clásico y que supuso un “guiño” al desaparecido cine mudo. La evocación que hizo esta primera Escena de las milhojas de un cine que en nuestros días se puede considerar “antiguo”, pretendió despertar sutilmente simpatía y diversión, llegando incluso a resultar entrañable además de cómica. (Hablamos de la arscreatiana versión de la película de Chaplin El gran dictador).
A continuación se dio un salto hasta principios de la década de los 70, por medio de una recuerdo a un film que homenajeaba las antiguas películas de terror en blanco y negro, pero claro, con un clarísimo tratamiento cómico. El chiconico Frankenstein fue la escena más explosiva, con un humor explícito que hizo reír al público. (Se trata, claro, de El jovencito Frankenstein).
Por último, Ars creatio nos trasladó a finales de los 70 para divertirnos con una peculiar crítica al fanatismo y a la sinrazón. Con unos disparatados diálogos y escenificaciones, El frente popular de Torrevieja y la lapidación del turista supuso la diversión que siempre proporciona lo absurdo y extravagante, y que despertó más carcajadas. (En esta ocasión nos referimos a la película La vida de Brian).
Más de veinte actores y simpatizantes de Ars Creatio, dirigidos por el propio autor Francis Sánchez, además de Paqui Delgado y Eliseo Pérez, dieron vida a los personajes de estas escenas, sin otra intención que divertir al público congregado.