Las llamas del tiempo

06-03-2016

Presentación del poemario del colaborador de Ars Creatio Manuel Pérez García
  Compartir

Este poemario fue presentado por María Benavent Benavent y Antonio Sala Buades, director de la revista cultural Ars Creatio. El lugar elegido para el acto fue el foro Ars Creatio de la librería Santos Ochoa, donde se registró un lleno absoluto para asistir a la presentación del poemario Las llamas del tiempo de Manuel Pérez García.

Si se pudiera calificar (ya que los poemas son obras para ser leídas y analizadas en la intimidad), se podría calificar de “atípico” y en cierto modo de “asimétrico”. Se trata de una pequeña obra llena de esa emoción que nos devuelve la ternura, en ocasiones olvidada.

Toda ella está escrita en verso libre y sin signos de puntuación. Esto le da al lector la facultad de ir leyendo y haciendo las pausas y expresiones ortográficas que desee, según el estado de ánimo, pudiendo construir él mismo el poema en una divertida lectura o en un poema de amor desgarrado. En el acto se encontraba el concejal de Cultura, Alejandro Blanco, el presidente de Ars Creatio, Manuel Tévar, y otras personalidades del mundo de la cultura local. El acto se cerró con la lectura libre de algunos poemas y la firma de libros.

 

Semblanza de Manuel Pérez García

Vivir no es sólo experimentar la aventura de trajinar los días, es una reflexión y también un alto en ese camino que, sin remedio, nos empuja a un horizonte blanco de cal y cipreses canos acechando tras los muros de la realidad. Es la tierra que evocó Paul Celan y cita el autor: Nosotros te vemos, tierra, te vemos. / Alma a alma / te expones / sombra a sombra. / Así respiran las llamas del tiempo.

El fuego de esa respiración se manifiesta en el poemario a través de unos versos por momentos asfixiantes e implacables en otros. Un retrato de soledad y sentimientos desechados, traídos al escenario del tiempo y revelados en la humedad del pavimento de una ciudad desde cuyas ventanas incendiadas podemos contemplar el deambular de gatos sin sueño.
Manuel Pérez García suele decir de sí mismo: "No es probable que muera en París un día jueves / Mas sí doy fe / de haber nacido en Montevideo / la madrugada de un viernes / Sin expectativas Ni aguacero.

Hijo de inmigrantes gallegos, después de residir por más de una década en Madrid, donde colaboró en diferentes publicaciones de ámbito comunal, se trasladó a Malmö, Suecia, ciudad en la que, durante trece años, integró la redacción del semanario Liberación, siendo también, desde sus inicios, colaborador del periódico digital rodelu.net de Estocolmo. Ha publicado cuatro poemarios: Por si acaso (editorial Siesta, 1998), A un costado del viento (Aquelarre, La Paz, Bolivia 1999, editorial Penayo, Uppsala, 2000), Donde quedan las hojas secas (Madrid, 2008) y Todos los espejos son ciegos (Madrid, 2011). Su relato Santificado sea tu nombre se incluyó en la antología El libro de todos (recopilación de John Argerich, Invandraforlagett, 2002), y otros textos forman parte del libro de fotografías A orillas del Plata/ Vid stranden av Río de la Plata de Víctor J. Vidal (Malmö 2007). En 2008 le fue otorgado un accésit al premio de poesía Certamen Las Lagunas-Ars Creatio de Torrevieja, ciudad en la que actualmente trabaja y reside.

Las llamas del tiempo se presentó como una reflexión sobre el permanente deambular del humano que, como autómata, insiste en contrarrestar lo efímero para fundamentar su andar en ese juego de la vida y de la muerte.