“Pánico en la niebla” toma el escenario del Centro Cultural Virgen del Carmen

08-02-2014

Tres historias cortas del Londres victoriano unidas por el hilo conductor de “Jack el Destripador” llevaron a los espectadores que llenaron el auditorio del Centro Cultural Virgen del Carmen al misterio, la fantasía y lo macabro de una Noche de Miedo y Misterio
  Compartir

Música, danza, personajes inquietantes,efectos especiales y aventura urbana, se han dado cita en el Centro Cultural Virgen del Carmen, en la representación de “Pánico en la Niebla”. Así por tercer año consecutivo la asociación cultural Ars Creatio pone en escena su Noche de Miedo y Misterio, en mitad del Londres victoriano.

En esta ocasión Ars Creatio hizo uso de una “máquina del tiempo” en forma de decorados, efectos especiales y recreación de los personajes, que llevaron al publico que llenó el Centro Cultural Virgen del Carmen, a pasear por el Londres y su densa niebla, donde se desarrollaban las historias escritas por:Ambroise Bierce; R.L. Stevenson y Arthur Conan Doyle, con las que se dibujaron sobre el escenario, el drama complejo que se vivió a finales del siglo XIX en Gran Bretaña.Con la dramatización de textos leídos, se llegó a comprender el peligro sexual que palpitaba a en los bajos fondos de Londres. Historias como: “Aceite de Perro” “El misterio de Dr. Jekyll y Mr. Hyde” y el “Embudo de cuero” sirvieron para apreciar la influencia y proliferación de una nueva categoría, donde lo sexual, el lenguaje del periodismo y la ficción se entrelazaban. La adaptación y coordinación de los textos ha corrido a cargo de: José Manuel Pedrero, Eliseo Pérez y Javier Nieto; contando con la colaboración de la Academia de Danza María del Ángel. La música creada para la ocasión es obra de Alejandro Hernández y la cantante Estirva. Todo ello presentado por el personaje más espeluznante y sensacionalista de la sociedad londinense, Jack el Destripador, encarnado por Javi Nieto, que entrelaza las historias con la dramatización escrita por él, de “Las mujeres de Jack”.

Más de cuarenta personas entre actores (siendo el actor más joven un pequeño de menos de un año de edad) músicos, bailarines y técnicos, ofrecieron un elaborado espectáculo donde las mujeres, no eran más que figuras deseables en el paisaje imaginario de los espectadores masculinos. Historias donde no faltó la presencia de la Reina Victoria I, junto a los relatos de la vida metropolitana que resonaron en las revistas especializadas y en las columnas de la prensa diaria. Así se ha escrito un nuevo éxito de público y espectáculo para la Asociación Cultural Ars Creatio