Rafa Caricio

 

Me llamo Rafael Caricio Cortina. Nací en Ruzafa, actual barrio yantigua pedanía de Valencia. El 10 de noviembre es el día en que soplo para apagar velitas, y lo vengo haciendo desde 1949.

El hermano de mi padre, fallecido a los 19 años, se llamó Rafael, y yo heredé su nombre.

Mis lecturas infantiles y juveniles despertaron en mí un gran amorpor la naturaleza. Desde mi juventud, dediqué mi tiempo libre a la caza fotográfica de especies silvestres, dando siempre preferencia al mundo vegetal. Llegué a reunir una buena colección de diapositivas de florecillas silvestres, que al proyectarlas sobre la pantalla,
parecían llenarse de magia, al menos para mí.

Después vino el apagón (perdí la visión en 1984), y desde entoncessigo disfrutando de la naturaleza a partir de sus sonidos y olores. La resina de los pinos, la savia del romero y la sal del Mediterráneo son aromas que fortalecen mi ánimo y pueblan mi imaginación de fantasías.

A veces le cuento al papel lo que siento dentro. En ocasiones obtengoalgunos escritos con muchos colores, otras veces no paso del gris.

Pero mientras sigan haciendo ruido los ejes de mi carreta, yo seguiré caminando.

Comentarios
  La ideología como ariete Invierno 2021
Naturaleza
  El titánico vuelo de la mariposa monarca Otoño 2020
Pedagogía
  La sociedad y el ciego Otoño 2020
Poesía
  Sinfonía de primavera Primavera 2020
  Sol de miel Verano 2020
  El asesino infinitesimal Verano 2020
  Los cañares del adiós Otoño 2020
  Te fuiste, madre Invierno 2021
Viajes
  Tristán de Acuña: el último rincón de la Tierra Verano 2020
  Cataratas del Iguazú Invierno 2021