María José Sanz Mateo Torrevieja

Comencé a finales de 2008 a APRENDER A PINTAR, DIBUJAR, de la mano de MANUEL BALAGUER, profesor de la escuela municipal de Torrevieja, y tuve la gran suerte de encontrarme con él, por lo que mi afición se incrementó a niveles insospechados, porque nos transmitía la pasión por la pintura. Primero aprendí a dibujar, tengo carboncillos, todos con un significado, destacando dos: mi amiga Mónica Senén cuando era una niña, y mi amiga Nuria amamantando a su hija Carla. Luego pasé a la acuarela, y deseaba la hora de las clases para seguir aprendiendo de ese gran maestro. Sigo teniendo suerte, porque mi siguiente profesor es César, de todos conocido, y ahí comienzo con el acrílico, donde tengo algún cuadro del que estoy orgullosa.